"El año de Rufo"


Fotos: Oscar GM



Una de las mayores esperanzas de la tauromaquia toledana es el novillero toledano Tomás Rufo. Hoy le visitamos en su casa para hablar de una temporada clave en la que aspira a que vean lo que Toledo ya conoce, sus buenas condiciones. Con él dialogamos sobre 2018 y sobre un debut en el que su gran mañana quedó manchada por el poco público debido a fallos empresariales. De poder a poder y sin rehuir ninguna pregunta hablamos con Tomás Rufo.


Entramos en su casa y nos sorprende la televisión con una corrida diferida de La México. Nos sentamos en el salón y comenzamos un diálogo en el que repasamos todo. Con su sonrisa perenne no rehuye nada.


Gran mañana en Talavera. Altísimo nivel con la de Fernando Peña y plaza casi vacía tras el jaleo de las novilladas ¿Te arrepientes de haber debutado en Talavera?


Hombre, no me arrepiento porque soy de Talavera y me gusta mucho su plaza. Me disgustó la poca gente que fue a la plaza. Un cartel con los dos primeros del escalafón es muy buen debut pero no hubo gente y eso me desanimó.


¿Quién tuvo la culpa de eso?


Estaba puesto en otra novillada de la que me quitaron y el empresario de Talavera, Felipe, decidió montar una novillada para que debutara yo. ¿Culpa? No sé. La gente se dividió entre las dos novilladas, la gente se dividió y lo pagamos todos.