Historia de novilleros toledanos en el Siglo XX (2ª parte)


Continuamos el recorrido por la historia de los principales novilleros que destacaron a lo largo de siglo XX por las plazas de la geografía española y fueron referentes del escalafón novilleril.


En esta segunda parte, daremos a conocer a los más destacados novilleros toledanos de los años cuarenta, cincuenta y sesenta.


PABLITO LALANDA

Pablo Lalanda Lalanda, novillero y matador de toros toledano oriundo de la localidad de Ventas con Peña Aguilera. Nació en Madrid el 25 de Julio de 1928. Perteneciente a la segunda generación de los Lalanda toreros, era hermano del también banderillero Eduardo Lalanda Lalanda e hijos de Eduardo Lalanda del Pino y sobrino del maestro Marcial Lalanda .


Debuta el joven Pablito de luces en la pacense, Villafranca de los Barros, en la temporada de 1943, estoqueando ganado del Conde de la Corte. En las siguientes temporadas actúa en la plaza de toros de Toledo, Malaga, Vistalegre, entre otras. En la temporada de 1947, se consolida en el escalafón novilleril gracias a sus buenas actuaciones en Barcelona, la Linea de la Concepción, Chinchón o Badajoz.


Durante las siguientes temporadas de 1948 y 1949 son continuos los triunfos en plazas como Sevilla, Linares, Valencia, Gijón, Almería, Alicante, Vistalegre ante reses de Concha y Sierra, Bilbao en dos ocasiones ante novillos de la Viuda de Molero y Juan Sánchez de Valverde respectivamente o Barcelona estoqueando reses de Urquijo. Presentándose a final de la temporada de 1949 en la plaza de las Ventas de Madrid.