EL VENTORRILLO. TREINTA AÑOS DE BRAVURA TOLEDANA EN LAS GRANDES FERIAS


Obituario a la memoria de una de las ganaderías más importantes de la provincia de Toledo


Siempre que se recuerda a una persona o institución en el momento de su desaparición, se ensalza su figura, se recuerdan sus hechos u obras, se enumeran sus éxitos, e incluso se resaltan algunas anécdotas. En este caso, no podíamos ser menos, El Ventorrillo y su historia merecía este pequeño homenaje. La ganadería que creara Paco Medina ha formado parte del mapa taurino de nuestra provincia y en su desaparición es obligación de todo buen aficionado recordar sus mejores momentos.


Los Inicios de Paco Medina y la huella de Lentejuelo

Cuando en los inicios de los años noventa, Francisco Medina se hizo ganadero de bravo al comprar un hierro a Domingo Hernández y varios lotes de vacas y sementales a Don Juan Pedro Domecq, algunas personas fundamentalmente taurinas toledanos le dieron por loco.


Así, aquel aficionado que en otra época fuera novillero, comenzó su sueño ganadero en las fincas toledanas de El Ventorrillo y Robledo de los Osillos, sitas en la localidad de Los Yebenes en plenos Montes de Toledo.


Debutó y adquirió antigüedad El Ventorillo en la madrileña plaza de Las Ventas de Madrid el 17 de Mayo de 1996 lidiando una novillada que fue estoqueada por Canales Rivera, Uceda Leal y El Pireo. En la temporada de 1998, consigue uno de sus primeros triunfos, siendo la corrida del Corpus lidiada el 11 de Junio de aquel año, su punto de inflexión. Al ser indultado el toro Lentejuelo a manos de Víctor Puerto. Aquella tarde, el toro Alirrota fue premiado con la vuelta al ruedo.


La ganadería toledana comienza a destacar en las plazas de toda la geografía española. Siendo los primeros años del siglo XXI, en los cuales, la divisa verde y blanca adquiere importantes cuotas de triunfo como atestiguan las corridas lidiadas en el Corpus de Toledo de 1999, 2000 y 2001 en las que triunfan toreros como Eugenio de Mora, El Juli, Enrique Ponce o un joven José Luis Triviño.


Llegando a conseguir éxitos de relevancia en las plazas de Las Ventas en las que destacan novillos como Alpargatero, Cantinero y Lamioso. Las corridas lidiadas en la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, San Sebastián, Santander o Dax. Siendo las figuras del momento las encargadas de estoquear los astados de Paco Medina, convirtiéndose en estas temporadas en un referente y una de las ganaderías predilectas de la afición madrileña destacando el juego de los toros y utreros lidiados en dichas temporadas. Siendo el trapío, la bravura y la transmisión las principales notas características de los pupilos de El Ventorrillo.


Sin embargo toda historia tiene un final y las vicisitudes económicas del momento así como otras circunstancias llevan a Paco Medina a vender la divisa toledana al empresario madrileño Fidel San Román.


Cambio de rubo de El Ventorrillo a Robledo de los Osillo

La regularidad se mantiene. En el invierno de 2005, una noticia sorprende al mundo del toro. El ganadero Francisco Medina vende su ganadería al empresario madrileño Fidel San Román. El nuevo propietario traslada todas las cabezas a la finca del Robledo de los Osillos y encarga la cría y la selección de esta a Enrique Sánchez mayoral y conocedor venido de tierras utreranas, concretamente de la Casa Guardiola.

En la temporada de 2005, El Ventorrillo mantiene su presencia en plazas como Las Ventas, lidiando varios festejos a lo largo de la temporada taurina como en Sevilla, Zaragoza, Almería o Dax, manteniendo el mismo nivel de bravura de temporadas anteriores.


Así mismo, El Ventorrillo es acartelado en las principales Ferias Taurinas del Norte como Pamplona, Bilbao, San Sebastián, Logroño, Santander, Mont de Marsan.... Consiguiendo buenos resultados y destacando la buena presentación y trapío de todas las corridas lidiadas. Destacando el toro Histrión lidiado por Ponce en la Aste Nagusia de 2008 y las bravas corridas lidiadas en Barcelona, Sevilla o Albacete en las que toreros como El Cid, Julio Aparicio, El Juli o Alejandro Talavante salen a hombros.


Por otro lado, la ganadería toledana también consigue durante todas estas temporadas grandes resultados en el escalafón de las novilladas destacando la novillada lidiada en Las Ventas y Villaseca de la Sagra en la temporada de 2004, Las Ventas y Tobarra en las que triunfan Alejandro Talavante y Sergio Serrano, Alberto Lamelas respectivamente o las novilladas lidiadas en Guadarrama y Hagetmau en la temporada de 2009 .


Cervato, la cumbre de la ganadería y los nuevos tiempos

Si hay algún momento que perdura en la memoria de los aficionados al toro bravo y de los seguidores de la ganadería de El Ventorrillo es la bravura de Cervato.

Aquel toro castaño salpicado y falso girón que salió un 17 de Mayo de 2011 (curiosamente quince años después del debut de la ganadería en el cosos madrileño) en Las Ventas y fue lidiado extraordinariamente por Alejandro Talavante. Aquella tarde y tras cortar dos orejas el diestro pacense, la sabia afición venteña pidió la vuelta al ruedo al toro de la divisa toledana. Petición no concedida por el palco formado por el duo Lamarca y Javier Morales como asesor veterinario que pegaron un petardo aquella tarde.


Sin embargo, con vuelta al ruedo o sin ella, la bravura, clase, transmisión y duración, además de sus dos arrancadas en varas derribando incluso en la primera al picador, quedaran para la historia de la tauromaquia y el recuerdo de la afición.


En las siguientes temporadas, el hierro toledano se ve apartado de las grandes ferias, debido a la falta de reclamo por parte de los toreros del momento. Siendo la plaza de Las Ventas de Madrid que junto con las plazas de segunda y tercera categoría. Así como las principales ferias de novilladas de España, las que mantienen la ilusión del Ventorrillo.


En estas temporadas, son numerosos los toros destacados en las Ventas como acreditan el buen juego de ejemplares como Chocolatero, Novicio, Cetrero o Riachuelo. Así mismo, la divisa toledana lidia grandes corridas en plazas como Illescas en la temporada de 2012, en la que destaca el extraordinario juego de todos los ejemplares, las corridas lidiadas en Linares y Baza en el año 2015 y la novillada lidiada en San Agustín del Guadalix en la misma temporada, la corrida lidiada en Dax en 2017, en la que triunfa un joven Gines Marín o los festejos lidiados en Tomelloso, Las Rozas de Puerto Real, Consuegra, Mentrida o Cuerva en las dos últimas temporadas.


Sin embargo, estas circunstancias que nos han tocado vivir sumado a otras que ya venían anunciándose en años anteriores han provocado la decisión de terminar con la ganadería toledana. Siendo el matadero el destino último de las reses que pastan en Robledo de los Osillos.


Con la desaparición de la ganadería de El Ventorrillo, no solo desaparece otra parte de nuestro campo bravo, sino que desaparece una parte de la historia, la afición y la variedad de la fiesta de los toros en la provincia de Toledo.


P.D.: Agradecer al mayoral Enrique Sánchez, el buen trato que siempre ha tenido con nuestro programa de radio así como las numerosas peñas y asociaciones taurinas de la provincia de Toledo que siempre que se le ha pedido una visita ha aceptado positivamente.

Sobre estas líneas la visita del curso de toreo de aficionados de Illescas organizado por la Asociación Taurina "La Sagra" de esta localidad



Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Síguenos
  • Facebook
  • Twitter

Publicidad

Hache_Seguros.jpg
13fef896-edeb-49b8-afc4-84b47a817db1.JPG

e-mail: radioclarinesytimbales@gmail.com

Aviso Legal

© Todos los derechos reservados.                                                                  

Quedan prohibidas de forma expresa la reproducción, la distribución y la comunicación pública, incluída su modalidad de puesta a disposición, de la totalidad o parte de los contenidos del sitio web y todas los que sean propiedad directa o indirecta de cada autor.